Blog para chicas confundidas por el amor que quieren desconfundirse. De Ianire Estébanez bajo licencia Creative Commons Licencia de Creative Commons

¿Se puede una "empachar" de amor?

No dejo de pensar en esto últimamente.
Porque de la idea de amor dulce, bueno, ideal, estupendo que tenemos en la cabeza, al... "amor" que algunas personas viven a veces hay mucha diferencia. Y porque hay quien llama "amor" a algo que no lo es, y se empeña en que lo sea, como si por repetírselo mil veces se fuera a convertir. "Quiéreme, quiéreme, quiéreme..." puedes repetirle mil veces... pero por repetirlo veces y veces, meses y meses, años, y años... ¿crees que lo conseguirás?


Últimamente me encuentro con muchas chicas "empachadas de amor". Las que me escriben e-mails, vienen a mi consulta o me encuentro en actividades de grupo... Tienen un punto en común:

Están empachadas pensando todo el día en él.

Empachadas preguntándose
¿Qué querrá él?
¿Qué tengo que hacer para gustarle?
¿Le habrá sentado mal lo que le he dicho?
¿Si no hago esto, dejará de quererme?
¿Por qué no me quiere?
¿Cómo consigo que me quiera?
¡Quiero que me quiera!

Él, él, él, Él. La espiral se centra en lo que quiere, lo que busca, lo que desea, lo que espera de ti, lo que le encaja bien y mal de ti, pero siempre piensas en él. Y mientras, no puedes dormir. Y estás en clase, pensando en él. Y estás trabajando, pensando en él. Y estás con tus amigas y tu mirada perdida se va a pensar en él. Y estás sola en tu cuarto y todo el tiempo lo dedicas... a pensar en él.
Y si tanto te preguntas lo que quiere él, de lo que no te das cuenta, lo que estás olvidando, lo que poco a poco y casi en silencio vas dejando atrás es que te respondas la siguiente pregunta.

¿Qué es lo que quieres ?

Quizá no te lo hayas preguntado nunca. Quizá nunca te hayas hecho todas esas preguntas a ti misma. Quizá, de hecho, no sepas ni responderlas, ni sepas qué es lo que quieres en el fondo. Porque nunca jamás te lo hayas preguntado.

Eso, es un síntoma del "empacho de amor".  Piensa si te pasaste con la dosis de ilusión y mariposas en el estómago y no estás viendo la realidad porque te ciegas. Mira a ver si te estás metiendo en una lucha sólo por la emoción de la lucha, y no estás escuchando lo que tu cuerpo te dice. Comprueba, al menos alguna vez, si esa relación o ese intento, te traen algo bueno, te da buenas sensaciones... o todo lo que te trae es la angustia de hacerte preguntas sobre él, él, él. Porque en una relación, él es importante. Pero tu también (Y eso a veces se te olvida)

Y cuando esa pregunta sobre "él" sea  ¿Cómo consigo que cambie?...
Ay, amiga... No te engañes. Esa pregunta se la han hecho millones de personas "empachadas de amor" y nunca le encontraron solución. Las personas cambiamos cuando queremos cambiar. Solo cuando uno o una misma es la que quiere cambiar.

Tu amor no le cambiará si él no quiere, por mucho que subas a tope el nivel y le superquieras hasta casi quedarte tú sin aliento y a punto de vomitar.

Cambiará él ¡¡¡sólo si quiere él!!!

Así que si te has hecho esa pregunta alguna vez, plantéate hacerte alguna vez esta otra:

Y si él no quiere cambiar ... entonces ¿Qué quiero yo?

Porque el amor a veces trae cosas buenas y otras no tantas. Requiere esfuerzos, diálogo, comunicación y a veces perdón. Sí, no todo es color de rosa en el amor, por supuesto. Y tendrás que esforzarte a veces. Pero él también. Ese es el punto a recordar. Si te das cuenta de que este "amor" SÓLO te trae angustia, insomnio, intranquilidad, inseguridad, sólo te trae preguntas sobre lo que él quiere y te olvidas de lo que quieres tú, quizá te estás pasando con la dosis que le das. Quizás no quieres darte cuenta de que igual esa cosa... no puede salir adelante. Quizás te estás olvidando de que en la ecuación de tu pareja, también existes , y no te has parado ni a escuchar cómo te sientes.

Recuerda que todo, hasta lo más dulce, en dosis demasiado altas te puede intoxicar. Y que más vale buscar un amor que traiga alegría... que uno que traiga pena. Porque el amor que vale la pena es aquel que te hace feliz (a tí también, sí, ¡a tí también!). Píntate esta frase en un lugar para que no la olvides.


19 comentarios:

  1. Fantástico artículo. Me habría venido fenomenal leerlo hace unos años, aunque estaba TAN TAN empachada que no sé si me hubiese sentido tan identificada como ahora. Ojalá hubiese una forma de grabar esto a fuego en las mentes de tantas mujeres, porque cuando "te empachas", crees que estás sola. No eres consciente de cuántas mujeres pasan por lo mismo que tú.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Mil gracias por esta reflexión! Se la paso a mis adolescentes, para ver si les queda algo! Un saludo

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que la opinión está bien, sin embargo no estoy de acuerdo con el sesgo sexista que conlleva. Todo, absolutamente todo lo que que se dice es válido si cambiamos el "él" por el "ella", si cambiamos el término "mujer" `por el de "hombre".
    Las chicas quizá pudiérais dejar de pensar desde vuestro exclusivo punto de vista. demasiado egocentrismo, en mi humilde opinión.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Dora, Laura. Me alegro de que os haya llegado, aunque a Dora un poco antes le hubiera venido mejor... nunca es tarde.

    Anónimo. Mi experiencia de trabajo con adolescentes (chicos y chicas) es que la influencia que tiene el amor no tiene la misma importancia en ellas que en ellos. Ellas se pasan todo el día hablando de su chico, de lo que hace él, muchas con 15 años sienten que estar sin novio es lo peor que te puede pasar... También hay que entender que son adolescentes, la adolescencia es un momento difícil, y de crisis, donde están definiendo qué significa ser chico o ser chica, y qué significa una relación. En esta etapa ellas viven el amor con una superintensidad que les ciega y no les deja ver más allá. Este blog se destina a chicas porque se suelen confundir más, y precisamente tienden a no pensar en ellas, pero no hay que ver las opciones como blanco o negro, o irreconciliables. Pensar en uno o una misma yo personalmente (y esto es opinión) no creo que deba ser entendido como egoísmo. Porque creo que es compatible pensar y tratar bien a los demás y pensar y tratarse bien a la vez. Que una cosa no quita a la otra.

    Aún así, y aunque en este espacio siempre dirijo mi mensaje a las chicas porque está hecho para chicas, no obvio que cualquier persona puede sufrir por amor. Si te has sentido identificado en las palabras, o alguna vez te has sentido "empachado" de amor, te animo a que también pienses en ti, en lo que te da esa relación y en si te compensa.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Querida Ianire:

    Si y digo querida porque ya te siento como parte de mí.
    Resulta que hace mucho tiempo que me tropecé con tu blog por casualidad (aunque no creo que existan) y como no me gustó el título (de hecho me parecío vomitivo, jajaja), lo pasé por alto directamente y qué equivocada que estaba, es justo al contrario de lo que pensaba y me tienes totalmente enganchada, lo supermegarecomendaré porque eres una crack, creo que para la gente de a pié, clarificas muchos mitos erróneos y empoderas a la mujer en su justa medida.
    ¿Cómo he pasado éstos últimos tiempos sin leerte?, jajaja, que bueno, me declaro superfan número uno y cuándo me haga un correo (para el siglo que viene o algo así), para éste tipo de blogs, prometo indentificarme.

    Siempre tuya: MCLLDR

    ResponderEliminar
  6. Genial!
    Ese momento del enamoramiento donde el otro está en el Ideal del Yo....Está bueno a veces hacerse un minuto para analizar la situación desde una perspectiva más real y hacerse valer. Porque ¿quién quiere alguien que piense todo el día en uno y su vida gire en torno a nosotros? Eso es poco interesante.

    Besosss. Te sigo.

    ResponderEliminar
  7. Y dicen que a una mujer le hace tanta falta un hombre como a un pez una bicicleta

    ResponderEliminar
  8. Woooow, excelente!! Me ha encantado tu blog, cada una de tus entradas y tanta razón q tienes, a veces solo se nos olvida lo q realmente queremos para nosotros y se nos va la vida complaciendo a los demas... un beso desde México.

    ResponderEliminar
  9. Hola tengo una hija q está empachada de amor, descuida estudios, amigas, cuidado personal, familia, toda su vida gira alrededor de él ,le hablamos pero no escucha , está ciega y no le interesa ver, su novio es controlador y posesivo. Cómo se le hace entender, cómo la ayudo cómo mamá si ella no quiere ver q ésta relación no es sana,?? Espero ansiosa su respuesta, gracias muy interesante su página.

    ResponderEliminar
  10. Wow !! Tienes casi tda la razón. Pero no cres que una persona tiene que aprender a base de sus errores. Como tu dices si alguien esta empachado de amor y se equivoca tarde o temprankbse dara cuenta y se lo tomara como una leccion, como un capitulo mas de su vida. Entrada genial. Un beso.
    princesamojona.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. Tienes mucha razón en lo que escribes, a veces se hacen muy largas las entradas, pero están muy bien, si quieres pasarte por el mio y darme tu opinión ya que llevas unos años y yo estoy empezando... te lo dejo aquí: meinleven.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  12. Tienes toda la razón... eso me pasa hoy... pensé tanto en él que me olvide de mí... y se atreve a decirme, que se va por que le dí mucho Amor... y al final a la que le duele su partida es a mí, no a él ...
    Gracias necesitaba palabras como está

    ResponderEliminar
  13. No sé si uno se puede empachar de amor . Pero sí t puede empezar a dar alergía.
    yo prefiero vomitar amor antes de que me salgan sarpullidos en el cuerpo.

    ENOUGH

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola!
    Acabo de encontrar este blog por casualidad y me quedo por aquí :)
    Me parecen fantásticas las entradas que haces, ya que todo el mundo (me incluyo) está confusa en algún momento, con algún aspecto de su vida (o varios).
    Yo la verdad, no sé si estoy empachada de amor, el tiempo lo dirá, porque no pienso renunciar a mi felicidad por la suya. Ya veremos si encontramos una solución viable :)
    En serio, me encanta el blog. ¡Enhorabuena!
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  15. Me parece increíble la forma en la que hablas sobre los adolescentes como yo, he podido escuchar una de tus charlas en Vigo hace unas semanas y la verdad es que se me ponían los pelos de punta al darme cuenta de que a pesar de ser una persona adulta pueda comprendernos de la manera en la que lo haces. Ojalá tuviéramos a una persona así día a día para poder contarle nuestros problemas y a veces poder cerrar ojo por las noches...

    Me fascina tu forma de hablar!

    Un beso enorme desde Vigo.

    Emma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Emma. Comentarios como este son los que me animan a seguir :-)
      Un abrazo grande

      Eliminar

Los comentarios están moderados, así que es posible que lo que escribas tarde un tiempo en aparecer publicado. No se publicarán comentarios irrespetuosos o que contengan datos personales o confidenciales.

Mi novio me controla es un blog de reflexión-debate, que te anima a que tú busques y encuentres tus respuestas. Pero si lo que necesitas es un servicio de atención, crees que estás siendo víctima de violencia de género o quieres consultar sobre un caso concreto, puedes llamar al teléfono 900 840 111 (24 h) si estás en Euskadi o al 016 (Teléfono central para España, donde te informarán de los recursos de tu comunidad). Desconozco los recursos de otros países, pero puedes contactar con alguna asociación de mujeres-oficina de atención a la mujer, profesional de servicios sociales, o alguien de confianza. La cuestión es que no te quedes sola con la duda, con el miedo, o con el silencio, y busques compañía que te pueda ayudar.